Nacho Fernández

El estilo de dibujo de Nacho Fernández es difícil de explicar. Predomina el estilo manga, pero es un batiburrillo brugueriano, francobelga y cartoon. Además suele colorear su propia obra con lo que le imprime un sello especial. Tener un original de Nacho es disfrutar observando sus lineas frescas y muy espontaneas, es darse cuenta de que el arte de dibujar puede parecer fácil, pero no lo es…

Nacho empezó su carrera en el mundo de los fanzines en Bilbao. Su salto a la fama fue dado por el éxito editorial de la serie de cómics Dragon Fall (1993) junto a Álvaro López, una divertida parodia del manga Dragon Ball y otros elementos de la cultura popular. Sus dibujos en esta saga eran al puro estilo de su creador Akira Toriyama, aunque poco a poco Nacho consiguió su propio estilo tan característico que fue introduciendo en la serie.

Colaboró con Cels Piñol en las series Fanhunter y Star Hounds (1997) y para la editorial Dude dibujó y Templarios Darkbreed (1998). El mercado francés ha publicado su obra Dragon Fall y otras como Los Paladines del Horóscopo y Kung Fu Mousse (2010). En 2012 con guión de Efepé dibujó el retorno del popular Supergrupo y es que las parodias siempre están presentes en su obra como Juego de Poltronas, basado en la serie Juego de Tronos, publicada por Panini Editorial. Los mundos de Valken: océanos en llamas es un relato de ciencia ficción con toques de épica, humor y fantasía con guión y dibujos de su autoría que presentó en 2015. Krysalis (Letra Blanka 2018),  sigue la estela de la ciencia ficción juvenil siendo él también autor completo y más tarde se encarga de la parte gráfica del cómic El Guante hater del infinito (2019, Panini Editorial) ambientado en el mundo superheroico y de youtubers. Su proyecto más personal es el cómic de fantasía: Wargasmer: Pistons and Dragons.

Mostrando los 17 resultados

Carrito de compra
Scroll al inicio